FOTOS DIBUJO

 

MR WHO

En el máster uno de los trabajos era crear un relato siguiendo el argumento clásico, para ello nos asignaban dos referentes, los cuales teníamos que investigar y estudiar, para después utilizarlos en nuestra historia junto con otros referentes que quisiéramos elegir.

Nuestros dos referentes principales fueron el fotógrafo Joel-Peter Witkin, con un estilo muy característico que busca representar la realidad y cuestionarse qué es lo bello; y Zbig Rybczynski, un director de cine que se caracteriza por sus películas grabadas a modo de secuencia y la utilización del color. Además utilizamos otros referentes como Lautrec, Randy Mora, el Surrealismo y Kafka, entre otros.

El concepto que quisimos representar son los ver­daderos “Monstruos” de la so­ciedad, un intercambio de roles donde lo invisible se vuelve visi­ble a los ojos del espectador, lo que es visto como freak, feo o simplemente fuera de lo normal, es llevado al mundo surrealista y presentado como habitual y co­tidiano. Es decir, mostrar la realidad que la sociedad no quiere ver, una realidad que existe pero que in­tentamos ocultar, y en las que todos tienen cabida. Lo que está considerado como feo también puede ser bello.

Un proyecto que me encantó el resultado y en el que trabajé muy bien, dejando sacar mi creatividad e imaginación y poniendo en común diferentes referentes.

 

QUIMI Y MICA

En Adiquímica, cada año al finalizar el ciclo, la empresa hace un balance del año donde se hace una comparación con los años anteriores y se presenta el objetivo para el año siguiente.

Esta presentación se muestra a los trabajadores, por eso, para hacer que no fuera tan monótona y que perdieran rápido el interés al ver sólo datos y gráficos de barras, decidí crear dos personajes que fueran los conductores de las diferentes partes con las que cuenta la organización. Esto ayudó a explicar el crecimiento de la empresa de una forma divertida y más entretenida, ya que cada uno era diferente y cada dibujo representaba algo, por lo que los empleados no se esperaban cómo serían los siguientes.

Un trabajo laborioso que tuvo muy buena acogida y que sorprendió a todos, y, personalmente, me sentí muy contento de hacer algo que aparentemente puede parecer aburrido, como son los datos de un balance en algo más cómico, pero sin perder su función principal.